¿Cuáles son las multas más habituales?

multas de trafico
25 marzo 2019

Más tarde o más pronto a quién conduce le acaba llegando una multa. Puede ser por un despiste o puede ser por una infracción consciente. Desde aparcar mal hasta repostar con el motor en marcha, pasando por saltarse el límite de conducción o un semáforo en rojo.

¿Hay multas más habituales que otras? Sabemos que la respuesta es afirmativa, es sí. Tan solo tendremos que preguntar a nuestros familiares y conocidos. Lo más seguro es que hay algún tipo de infracciones que se repitan de forma habitual. ¿Cuáles son? A continuación te las contamos.

Infracciones de tráfico típicas al volante

Existen centenares de infracciones posibles al volante. Algunas son simples tonterías y otras pueden ser graves o muy graves. Las multas más habituales son:

Exceso de velocidad

Esta infracción puede conllevar multas graves o muy graves. En el caso de que sea grave son entre 100 y 500 euros y la pérdida de entre 2 y 6 puntos. En caso de que el exceso de velocidad sea elevado estamos ante una infracción muy grave y la sanción económica será de 600 euros y el conductor perderá 6 puntos del carnet.

Conducir bajo los efectos del alcohol

Cada vez son más los conductores que conducen bajo los efectos del alcohol. Esto no significa conducir borracho, sino con una tasa superior en sangre a 0,25 mg/litro. En este caso la multa es de 500 euros y supone la pérdida de 4 puntos y durante 3 meses el conductor no podrá conducir.

Circular sin la ITV en regla

En este caso es un despiste que conlleva una multa o sanción. Numerosos conductores no se acuerdan de pasar la ITV. En caso de que la policía les pare y les pida la Inspección Técnica del Vehículo y o la tenga la sanción supone 500 euros.

Aparcar mal

Es la sanción o multa más habitual en la ciudad. Este tipo de sanciones se dividen en: pasar más tiempo del admitido en un estacionamiento regulado y la de aparcar en lugares en los que no se puede estacionar (vados, carga y descarga…).

Cómo actuar ante una sanción

En caso de que nos pongan una multa debemos tener en cuenta una serie de cosas:

  • La primera es que existe un período de tiempo que en caso de que paguemos la multa esta se nos reduce en un 50%.
  • La multa no llega al conductor, sino que es para el dueño del coche (en caso de que no se imponga en el momento y de forma presencial por un agente de policía).
  • Las multas se pueden recurrir en caso de que creamos que no es justa o es excesiva. Para ello existen servicios para llevar a cabo los recursos o la gestión de las multas. Este tipo de servicios están pensados para autónomos, PYMES y empresas que trabajan en sus día a día con vehículos. En nuestro servicio de Gestión de Flotas ofrecemos un gestor de infracciones y multas.

La mejor forma para evitar multas y sanciones al volante es tener cuidado, estar atento y respetar todas las normas de circulación.

Te puede interesar

+QRenting - @ 2018 | Aviso legal | Política de privacidad

Desarrollado y posicionado por MKTmedianet

El sitio web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita a sus páginas web. No se utilizarán las cookies para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Encontrará más información en nuestra Política de Cookies.

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar