Ya no se compran coches, ahora se hace renting

13 julio 2018

Tradicionalmente, el español ha sido poco dado a compartir sus propiedades. Los negocios de alquiler, que en otras latitudes triunfaban, aquí estaban, normalmente, abocados al fracaso. Y este concepto de la propiedad estaba, si cabe, más arraigado en el caso del automóvil. El español sentía la necesidad de tener su propio coche. Sin embargo, y sobre todo, después de la última crisis económica, la necesidad de optimizar los escasos recursos -o los recursos poco utilizados- han hecho que las cosas cambien. Y han cambiado mucho. El consumidor se dio cuenta que, en muchos casos, poseía un coche que utilizaba poco -alto coste de combustible, dificultad para circular por el centro de las ciudades, potenciación del transporte público- y que le generaban unos gastos fijos que tenía que afrontar si o si (seguros, impuestos, reparaciones, gastos de aparcamiento…).

Cambio radical en la movilidad

Todas estas circunstancias han llevado a que, en lo relativo a la decisión de compra (o no) de un vehículo, la mentalidad y percepción por parte del usuario estén cambiando de una manera radical. La sociedad actual se ha enfocado hacia la inmediatez, flexibilidad y facilidad de cambio. Y esto vale para campos, actuaciones, servicios y productos varios. El automóvil es uno de estos productos. El consumidor actual quiere hacer uso de un vehículo que se adapte a su perfil de necesidades y posibilidades económicas… y el renting responde plenamente a esta demanda. Es por esta razón por la cual un servicio como el renting, hasta hace poco casi exclusivamente utilizado por las empresas, está ganando más y más adeptos entre los consumidores particulares.

Una alternativa a la compra tradicional de vehículos

Esto es en lo que se ha convertido el denominado renting de vehículos para particulares. La fuerza con la que este servicio ha entrado en el mercado es tal que, tanto los bancos como los propios fabricantes de automóviles, han desarrollado toda una gama de formulas enfocadas a responder a esta creciente demanda. ¿La forma de vender esta oferta al potencial consumidor? A través de la visualización de las diversas ventajas, de todo tipo, que ofrece el renting de un vehículo frente a su compra… empezando por las ventajas fiscales y prosiguiendo por la despreocupación total en lo relativo a cuestiones como mantenimiento, reparación, impuestos…

El renting: la simplicidad del todo incluido

Sin embargo, y una vez que el potencial cliente particular de un servicio de renting conoce las ventajas de este servicio, la decisión de firma del contrato suele decidirse por un elemento que, desde el inicio de la humanidad, ha marcado nuestra evolución como especie: somos vagos y nos seduce la comodidad del todo incluido. Al firmar un contrato, por el cual nos comprometemos al pago de cuota fija mensual durante un periodo de tiempo preestablecido (suelen ser entre 12 y 36 meses), el nuevo usuario del renting de vehículos para particulares recibe las siguientes contraprestaciones: inclusión de casi todos los gastos normalmente asociados al uso y disfrute de un coche. O lo que es lo mismo, impuestos, seguro a todo riesgo con o sin franquicia, reparaciones, operaciones de mantenimiento, cambio de neumáticos y, principalmente, el importante desembolso de dinero que supone la compra de un vehículo. ¿Quién quiere tener su propio coche si puede tener todo esto firmando un contrato de renting? Y es que ya lo decía Aristóteles “la verdadera riqueza de las cosas está en el uso y disfrute de las mismas , no en la posesión“.

Te puede interesar

+QRenting - @ 2018 | Aviso legal | Política de privacidad

Desarrollado y posicionado por MKTmedianet

El sitio web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita a sus páginas web. No se utilizarán las cookies para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Encontrará más información en nuestra Política de Cookies.

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar