Renting náutico, ventajas sobre la compra de una embarcación

01 agosto 2018

Cada vez se fabrican barcos más rápidos, modernos, seguros. Todo avanza… y también el modo en el que el aficionado o profesional de la náutica puede hacer uso de una embarcaciones. En otras palabras: cada vez hay más gente que desecha tener un barco, lancha o motora en propiedad -por poner algunos ejemplos- y, en cambio, cada vez es más habitual encontrar navegantes al timón de una embarcación de renting. Esto sucede por muchas razones, entre ellas, las condiciones de uso de un barco (o cualquier tipo de embarcación) sujetas a un rápido desgaste… o, lo que es lo mismo, a una acelerada pérdida de valor. Así que, en estas circunstancias ¿por qué comprarse un barco, teniendo que hacer un gran desembolso, si se puede tener lo mismo firmando un contrato de renting? Y esto, evidentemente, vale tanto para empresas como para particulares.

Pagar no sólo por el alquiler

Además, el renting náutico no implica, sólo, hacer uso del barco de los sueños pagando una cuota fija por su alquiler. En la misma, también, se pueden incluir otros pagos derivados de la utilización de aquel, tales como gastos de gestión, mantenimiento, reparaciones, asistencia, seguros e impuestos.

Ventajas del renting náutico

Lanchas, neumáticas, semirrígidas, motos de agua y motores fueraborda son los productos donde el renting náutico se muestra verdaderamente eficaz, además de ser una alternativa real a otros sistemas de financiación. En todos estos, y muy especialmente cuando hablamos de más de 12 metros de eslora y precios superiores a los 3.000 euros, los beneficiarios de la firma de un contrato de renting náutico obtienen las siguientes ventajas:

  • Integración, en una sola cuota mensual, de servicios que, en caso de compra, tendrían que ser contratados por separado.
  • Si se hace un uso profesional de la embarcación (escuelas de navegación, academias de buceo, oferta de servicios chárter…) la cuota del renting es deducible en su totalidad. Y lo mismo puede decirse del IVA.
  • Saber, a priori, cuales van a ser los gastos fijos del renting, permite asignar un gasto anual fijo (sin sorpresas) al pago de este concepto.
  • El renting no provoca endeudamiento, por lo que, al no figurar en la CIRBE (Central de Información de Riesgos del Banco de España) no reduce la capacidad de crédito.
  • Elimina los costes y trámites asociados, normalmente, a una operación de compra. Hablamos de tiempo de negociación, contratación del seguro, gestiones de matriculación, pago de impuestos…
  • Permite hacer uso, inmediato, de una embarcación en perfectas condiciones de utilización, lo que, entre otras cosas, aumenta los niveles de seguridad de su manejo.
  • El renting náutico puede ser contratado tanto por empresas como por particulares.

Te puede interesar

+QRenting - @ 2018 | Aviso legal | Política de privacidad

Desarrollado y posicionado por MKTmedianet

El sitio web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita a sus páginas web. No se utilizarán las cookies para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Encontrará más información en nuestra Política de Cookies.

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar