Vehículos eléctricos Vs. vehículos con pila de hidrógeno, ¿cuál elegir?

coche eléctrico
14 julio 2021

En la actualidad, el futuro del sector del automóvil pasa obligatoriamente por el desarrollo de modelos sostenibles con los que reducir las emisiones. La inversión en investigación de las principales marcas se centra ahora en el perfeccionamiento de baterías y en lograr el aumento de la autonomía en vehículos eléctricos.

Frente al desarrollo inicial de nuevas tecnologías en modelos con pila de hidrógeno, los avances en el sector del coche eléctrico han permitido abaratar costes de producción en los últimos años, aumentar las ventas y así lograr un uso cada vez más generalizado. Pero, ¿sabes cuáles son las principales diferencias entre ellos?

Ventajas de los vehículos eléctricos

vehículo de hidrógeno

Escoger la opción de renting permite realizar el cambio a vehículos híbridos y eléctricos sin necesidad de que el conductor realice una gran inversión de dinero para costearlo. El pago de una cuota mensual a precio cerrado se adapta a un mayor número de usuarios que así pueden acceder a ofertas de renting de coches eléctricos.

Por este motivo, el alquiler a largo plazo se ofrece como una de las herramientas más poderosas para popularizar el uso de modelos sostenibles y lograr un cambio de tendencia en el consumo. Estas son algunas de las principales ventajas:

  1. Reducción de emisiones de dióxido de carbono: En los circuitos urbanos, el vehículo eléctrico es el aliado perfecto para reducir la contaminación acústica y las emisiones de dióxido de carbono.
  2. Eficiencia energética: La recarga de batería en vehículos 100% eléctricos elimina el consumo de combustible y mejora la eficiencia energética de cada modelo. Consulta nuestras ofertas de coches eléctricos con renting con punto de carga incluido para autónomos y empresas.
  3. Facilidades de movilidad y aparcamiento en ciudad: Además, no cuenta con limitaciones de acceso a zonas del centro, en ciudades como Madrid o Barcelona.

Mejoras en las baterías de los vehículos eléctricos

Los nuevos modelos han ido modificando la composición de las baterías, reduciendo desde 2010 el porcentaje de uso de cobalto y níquel en cada pieza de batería.

El avance en el desarrollo de la industria eléctrica del automóvil permite obtener modelos cada vez más competitivos frente al desarrollo inicial de otras tecnologías como la pila de hidrógeno.

  • Materiales eficientes en la composición de baterías: En la actualidad, las marcas principales del sector investigan nuevas combinaciones con las que plantear soluciones específicas a cuestiones de velocidad, rendimiento o seguridad.
  • Eficiencia energética: El riesgo de que el cobalto en baterías provocase fugas térmicas han provocado que se vaya sustituyendo por componentes que garantizan un mayor rendimiento energético, como se puede comprobar con la implantación masiva de baterías de ión-litio.

Para el año 2025, se prevé que el uso de cobalto en estas baterías se reduzca hasta desaparecer.

  • Alto consumo de agua: Uno de los desafíos a los que se enfrenta la industria es el consumo medio de entre 4.000-5.000 litros de agua para la elaboración de piezas de litio de 60 KWh.

Debido a ello, el reto de los departamentos de investigación de las principales marcas consiste en elaborar piezas reciclables. En su elaboración, la mezcla de componentes permite una reutilización más cómoda de cada pieza y reduce los gastos de producción química en cada proceso.

El gasto en agua de elaborar una batería de 60 kWh es equivalente al consumo necesario para producir 10 aguacates.

Tecnología emergente en los modelos de hidrógeno con pila de combustible

El desarrollo todavía inicial de modelos con pila de hidrógeno aporta una nueva opción que ofrece una mayor autonomía y velocidad de recarga de batería frente a los modelos eléctricos.

A pesar de que la durabilidad es una de las ventajas más destacadas, el camino a recorrer por esta tecnología todavía es largo hasta conseguir ser plenamente eficiente para un consumo masivo.

El experto Maximilian Fichtner, director del centro investigador Helmholtz Institute Ulm, indica que el proceso de generación de energía en el caso de los vehículos eléctricos es del 30% frente al proceso equivalente en pila de combustible, que alcanza hasta el 85%.

La falta de desarrollo de la tecnología de hidrógeno aumenta a su vez los costes logísticos y de implantación de las infraestructuras necesarias con la que asegurar el suministro.

El coste de instalación de un punto de suministro para el repostaje de hidrógeno sería de unos 2 millones de euros frente al millón que cuesta la estación equivalente para la carga de eléctricos. A su vez, una estación de servicio de hidrógeno necesitaría de hasta 5 camiones para que los surtidores atendiesen la demanda equivalente al consumo de 300 vehículos.

Además, se debe tener en cuenta que si bien la recarga de cada vehículo no supera los 5 minutos, deberían transcurrir otros 35-40 minutos para que el proceso de compresión del hidrógeno se complete y esté listo para atender a un nuevo vehículo en el mismo surtidor.

Te puede interesar

Contamos con las mejores marcas de vehículos

En nuestra empresa contamos con vehículos de las marcas más representativas. Te invitamos a pinchar en cualquiera de los logos para ver los vehículos que hay disponibles.

+QRenting - @ 2018 | Aviso legal | Política de privacidad

Desarrollado y posicionado por MKTmedianet

El sitio web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita a sus páginas web. No se utilizarán las cookies para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Encontrará más información en nuestra Política de Cookies.

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar